viernes, 16 de marzo de 2012

II SEMANA LITERARIA IES MEDITERRÁNEO - CARE SANTOS




ENCUENTRO CON CARE SANTOS

“Es un regalo enorme ver cómo la labor solitaria de escribir es recreada con cada lectura, con cada interpretación”

Para Care Santos, incluso, esa recreación supone uno de los mejores momentos para un escritor, y lo pudo experimentar al ver la gran interpretación que Leticia Jiménez hizo de su Julia Pomponia, el personaje de La muerte de Venus. Con la presencia en pleno del Departamento de Lengua, la autora catalana clausuró esta II Semana Literaria, entre el rubor que le producía escuchar todos los galardones que ha recibido a lo largo de su carrera, una lista insoslayable tratándose de una autora con semejante trayectoria en la literatura infantil y juvenil.
 
Con una atención exquisita, desveló los orígenes de una novela que resulta difícil de encasillar, porque no puede encerrarse únicamente en el género de la novela histórica, sino que más bien responde a la preocupación de la propia Care por comprobar cómo los hechos históricos afectan a los seres actuales. Sin olvidar, por supuesto, las relaciones humanas, un tema universal presente siempre en sus obras, y sobre el que giraron también las preguntas de los alumnos, y es que, tal y como declaraba la autora, “la vida es imperfecta, y los personajes, al igual que las personas, también”, de ahí que ella se centre en reflejar esas imperfecciones en sus criaturas, porque de su evolución sale también la verdadera vida literaria.

Otra de las pasiones presentes en la obra es la admiración por Roma, y para Care Santos el descubrimiento de la Historia de Mataró, su ciudad, fue el espaldarazo que le llevó a escribir una novela que, además, iba a mostrar una trama de fantasmas o de casa encantada, recogiendo también su afición por las historias de misterio y terror. Confesó que a veces pasea por cementerios, lugares en los que aprovecha para encontrar nombres y apellidos para sus personajes, porque “…sólo empiezan a funcionar narrativamente, a cobrar vida del todo, cuando por fin tienen un nombre y un apellido”.

Care Finalizó reconociendo que la gracia de escribir consiste también en saber darle a las obsesiones propias una cara diferente, y para conjurar esa obsesión por las historias terroríficas, incluso aprovechó para invitar a que cualquier alumno que haya tenido una experiencia extrasensorial, o conozca algún hecho de esta índole, se ponga en contacto con ella a través de su web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario