sábado, 24 de febrero de 2018

VIII SEMANA LITERARIA - PAZ CASTELLÓ


PAZ CASTELLÓ
MI NOMBRE ESCRITO EN LA PUERTA DE UN VÁTER

“La esencia de la literatura es esa magia que se produce cuando se logra contactar con el lector”

 
   Y no se puede negar que Paz Castelló logró llegar doblemente a los lectores, primero encandilándolos con las tramas presentes en su novela Mi nombre escrito en la puerta de un váter, y después con su palabra en la distancia corta, en la conversación que mantuvo con ellos y en la que demostró que es una auténtica experta en artes comunicativas. Esta clausura de la Semana Literaria contó con la participación de David Martínez Noguera, Concejal de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Cartagena, que una vez más acudió al centro a compartir con nosotros una de sus pasiones, la literatura, y nos habló de su maestra, argumentando también la necesidad de que la mujer aumente su presencia y reconocimiento en el mundo literario.

 
    Tanto él como Josefa García, nuestra directora, además de Paz y de la profesora Eugenia Pérez, confesaron cuáles fueron las obras literarias que les marcaron de jóvenes, al hilo de la primera pregunta que brotó del auditorio formado por los alumnos de 2º de Bachillerato. Paz Castelló, por ejemplo, citó a Gloria Fuertes y a Pearl S. Buck como primeras influencias, y mencionó también a una de sus maestras de Literatura, que aún se acuerda de ella y se ha convertido en su lectora.

Aquella maestra fue muy estricta con sus creaciones literarias inciales, por las que nunca recibió premio alguno a pesar de presentarse a diversos concursos escolares, pero de alguna forma le impulsó a seguir trabajando, y sobre todo a seguir leyendo, de ahí que defienda que la literatura ahora es su hábitat natural, bien como lectora o bien como escritora. Es una mujer que siempre está leyendo y eso se nota en sus obras, no en vano leyendo y escribiendo es como intenta explicarse el mundo en el que vive.

Poco a poco nos desveló también la voluntad de ejercer la crítica social en sus novelas, en las que ha tratado temas como la corrupción, el abuso de poder y la manipulación televisiva, la prostitución o los malos tratos. De hecho, la novela leída por los alumnos de Bachillerato nació como una manera de conjurar una importante crisis literaria, para poder liberarse de numerosos rechazos de editoriales que le reconocían talento pero lamentaban que su nombre no fuera muy conocido. En breve más de uno tendrá que arrepentirse de comentarios y decisiones de ese tipo.
 
Sobre los tres personajes protagonistas de la novela versaron las preguntas que continuaron fluyendo, así como sobre la visión que tiene la autora de la realidad, sus publicaciones anteriores o las razones que le llevaron a elegir un título tan original. La actualidad no pasó desapercibida, y los alumnos quisieron saber qué opinión le merecían a Paz situaciones como el secuestro de una obra literaria, o el hecho de que actualmente parezca que se ejerce cierta censura con aquellos temas que resultan incómodos de cara a la “corrección política”. Ningún tema esquivó la autora alicantina, quien además les confesó algunas situaciones laborales que ha vivido y que le han permitido conocer la corrupción quizá mucho más de cerca de lo que ella hubiera deseado.

Al final, las curiosidades acerca de la novela cerraron el acto, y ella no dejó de resaltar la importancia de lo que debe lograr un buen libro: abrirle al lector la puerta a otros libros, una idea que ya se había mencionado durante la semana. Lanzó al auditorio varios mensajes de satisfacción, como la que le produce conseguir que el lector se implique en la trama e incluso en su resolución. De hecho, resaltó que para ella la magia de la literatura radica precisamente en alcanzar ese contacto con el lector.

Para nosotros, la verdadera magia estuvo en poder escuchar a una autora que va creciendo con cada novela publicada, tal y como ha demostrado la acogida que está recibiendo Dieciocho meses y un día, su nueva obra, que ha sido galardonada en Castellón con el premio Letras del Mediterráneo, y es que parece que nada ocurre por casualidad, porque dicho premio le fue concedido poco después de haber aceptado nuestra invitación. Una manera magnífica de clausurar esta octava edición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario