martes, 14 de febrero de 2012

"Tanta gente sola"

Tanta gente sola es una obra que reúne una serie de relatos: un poeta que es invitado para recitar en una despedida de soltera, un adolescente que quiere quitarse la vida, un hombre que colecciona libros de Perec…                                                                                                                             
Todas estas historias están interconectadas, y a través de ellas, Juan Bonilla, nos presenta un mismo modo de vivir, solitario y poco sociable, viviendo vidas distintas. Los personajes tratan de arreglar el mundo sin darse cuenta de que quizás deberían arreglar en primer lugar su vida. El tema principal de la obra, la soledad, va in crescendo en cada relato, y el último nos lleva de nuevo al principio.                                                                                                    
 En estos relatos, de corta extensión, encontramos una invitación para un poeta a una despedida de soltera para recitar sus poemas “Un gran día para tus biógrafos”. Otros relatos recrean gozos y penas de la infancia y juventud como “Todos contra Urbano” y “El cromo de Boronat”. También podemos encontrar historias que realizan homenajes llenos de sentido en “Metaliteratura”, donde se actualiza el conflicto realidad-ficción, y en “El lector de Perec”, en el cual el protagonista colecciona ejemplares de Je me souviens de Perec.                                        
   Juan Bonilla utiliza un lenguaje directo y sencillo, en el cual incluye un tono de humor, consiguiendo en momentos arrancar al lector una sonrisa. En los relatos hallamos personajes diversos, muy bien definidos y unidos por esa soledad y esas ganas de superarse.                                           
En cuanto a mi opinión crítica, la obra me ha sorprendido. Los relatos me han ido enganchando poco a poco desde el primer relato de ese poeta contratado para una despedida de soltera. Aunque también he de decir que algunos relatos, sin embargo, me han resultado un poco más difíciles de leer. Pienso que ese estilo directo, ese lenguaje sencillo e incluso coloquial, son los elementos que hacen una lectura animada, dinámica y cercana, añadiendo que estos se centran en la actualidad.                                                                                                                                 
      En conclusión, es una obra ejemplar y la recomiendo a todo aquel que busque una historia “diferente”.
                                                                                                  Coral Sanpedro Baños
                                                                                          2º Bachillerato de Investigación

No hay comentarios:

Publicar un comentario